.: LUNA NUEVA EN ESCORPIÓN 2018 :.

La manifestación del gran cambio…

El 7 de Noviembre tendremos Luna Nueva en el signo de la muerte y el renacimiento. Escorpión es el espacio simbólico donde estamos invitados a dejar morir una a una nuestras corazas, mecanismos de defensa, y todas las artimañas que nuestra personalidad construye para sobrevivir en las contingencias del plano material. Esto es absolutamente necesario, pues nuestra consciencia se va construyendo en cada decisión y experiencia, y cada cual contiene en sí mismo su propio tiempo de desarrollo. Por lo tanto, es también necesario para nuestra evolución, que estos mecanismos de sobrevivencia se pongan en cuestión en cierto momento, lo que nos genera una crisis, donde un componente más profundo e integrador, nos alerta y nos invita a buscar respuestas y soluciones a nuestros conflictos.

Uno de los conflictos más evidentes que experimentamos durante una crisis es la disonancia entre lo que mi hábito “me hace” hacer y lo que realmente quiero expresar en mi realidad. Dependiendo de qué tan instalado esté ese hábito en nuestra vida, será el nivel de resistencia que experimentamos. Justamente en este punto es que esta Luna Nueva nos puede ayudar a comprender de dónde vienen esos hábitos y porqué aun cuando nos damos cuenta de ellos, seguimos reproduciendo las condiciones para que sus consecuencias vuelvan a aparecer. Esta lunación nos ayuda a llegar a lo que podríamos llamar primeras causas y todo este mes puede ser usado como un tiempo de introspección y observación de nuestros juegos mentales para evadir lo inevitable, el cambio. Una de las claves para recorrer estos laberintos es que todas las respuestas están adentro.

La zona Escorpión de nuestro mapa natal, está siendo puesta a prueba por varios planetas desde el año pasado, pero sobre todo desde que Urano entró en Tauro el pasado mes de Mayo. Estamos aún con la influencia de Venus retro en esa zona, aunque por unos días, volvemos a revisar los últimos temas “librianos”, pues Venus ha vuelto a re-ingresar a su signo para terminar de cerrar asuntos relacionales.

Venus retro nos ha impulsado a entrar en recovecos del alma que no son fáciles de mirar de frente. Es ahí donde nos encontramos con lo que no queremos ver, lo negado, lo absurdo, lo que no puede tener sentido para ese Yo que andaba por la vida de cierta manera y ahora si acepta esto que ha sido revelado, tendrá que inventar una nueva forma de ser y hacer. Transformase duele, porque supone trascender la forma conocida y cómoda, para comenzar a crear una completamente nueva.

La luna, ese mundo sombrío, pero protector, y el Sol, el espíritu queriendo manifestarse, están juntos en el signo de la muerte y el renacimiento. Nos dicen que para renacer hay que abrazar la sombra. Poner la intención en comprender el lugar que ocupa esa sombra, esa incomodidad transformadora, en el sistema familiar, social, o incluso espacio-temporal donde estamos hoy. El presente es lo único que puede equilibrar ese vaivén.

Sin embargo, las fuerzas de transformación nos señalan dos caminos un tanto diferentes en este momento. Urano, esa secreta originalidad que se esconde detrás de los múltiples disfraces que vestimos, nuevamente y por última vez en muchos años, desde Aries, nos impulsa a romper con el pasado de manera definitiva. Por otro lado, Plutón en Capricornio, nos muestran que el camino de transformación es un proceso que toma tiempo y propone nuevas responsabilidades. Pero esto es un sistema que funciona como un todo integrado, y estos “tironeos” son parte del engranaje. Por lo tanto, la salida a esto sólo puede ser creativa. No es ni lo uno, ni lo otro, sino la unión de esas fuerzas que apuntan a una cuestión de fondo, y esto es que no podemos continuar haciendo lo mismo que antes, pues el nuevo tiempo también nos pide una nueva consciencia. Pero nos podemos encontrar con un fuerte apego a las seguridades construidas. Aquí el tema es preguntarse ¿a quién o a qué responden mis acciones? ¿De qué o quiénes me estoy protegiendo cuando apelo a esas seguridades? ¿Sobre qué valores y creencias construí esas seguridades?

Por otro lado, la energía del cambio se intensifica estas semanas! Pues entre otros, Júpiter termina un año de tránsito por Escorpión y por fin vuelve a su hogar (Sagitario). El último año fue un tiempo para cerrar grandes procesos que implicaron una revisión profunda de nuestra autoestima y la capacidad de generar y sostener vínculos de intimidad y confianza.

Urano entró en Tauro este año y a partir de Marzo del 2019 se quedará por siete años, invitándonos a re-pensar y actualizar radicalmente la manera en que nos relacionamos con nuestro cuerpo, el dinero, los recursos con los que contamos, pero sobre todo, con nuestra consciencia de ser naturaleza.

Renacen con fuerzas las preguntas sobre ¿qué hacer? ¿Cómo se cambia? Pues cada uno de nosotros tiene en su interior esas respuestas. Sin embargo, creo que hay algo que nos convoca a todos, sobre todo en este tiempo, esto es proponer un cambio a través del servicio. Esto es, aquello que damos generosamente y sin expectativas de retribución. Si aún no se tiene claro cuál es el servicio, entonces podemos comenzar con el autoconocimiento. Mientras más nos conocemos a nosotros mismos, mayor es nuestra capacidad para comprender nuestra verdadera naturaleza colectiva. Y no hay que engañarse, aún cuando el acto de servir signifique tomar un lugar de preponderancia y visibilidad en el mundo social, no podemos olvidar que el servicio es a la Tierra, a la madre que nos sostiene y alimenta abundantemente. Es esta tierra, el plano material y corpóreo, el que nos permite tener la experiencia de existir y ser uno ojo más a través del cual el espíritu se observa a sí mismo. Cuando nos atrevemos a cambiar, estamos impulsando una transformación planetaria. Por eso cada proceso es tan valioso como otro. La vida es luz y sombra, nada está demás en este tejido cósmico.

La otra semana, cuando Venus se torne directo, Mercurio comenzará a retrogradar en Sagitario. Júpiter ya estará ahí, abriéndonos nuevas puertas de entendimiento, que nos invitarán a revisar nuestros sueños, ideales y claro, nuestras principales creencias.

Les dejo un afectuoso abrazo y mucha fuerza para mantenernos enteros y lúcidos en este tiempo de revolución interna y desestructuración externa!

M.S.G – Astrología Conectiva

*Para sesiones individuales (presencial o Skype): monica@astrologiaconectiva.cl