Mes de GéMiNiS – 2017

Lo que pensamos y comunicamos ¿expresa lo que somos?

El 20 de Mayo el Sol ingresó al signo mutable de aire Géminis. Desde Marzo, el Sol ha recorrido los primeros signos del zodiaco. Estos signos nos hablan de nuestra individualidad, cómo nos expresamos, qué tenemos para compartir con otros, qué pensamos y creemos acerca del mundo, etc. Es decir, hemos estado profundizando en nuestra propia identidad, y comenzamos a comprender como nuestra mente puede ser una aliada o una enemiga en nuestros procesos de aprendizaje actuales. Se abre así un periodo donde el foco de atención se dirige hacia nuestros pensamientos, especialmente a la manera en que se expresa y comunica a los demás lo que imaginamos, conocemos e incluso negamos de nosotros mismos.

El elemento de este mes, y de la próxima Luna Nueva es el aire. El aire representa ese espacio donde la comunicación es posible. Es invisible, pero sabemos que está aquí, que nos permite vivir y ser. Es el lenguaje y su complejidad, es el pensamiento en su rizomática extensión. El enredo que todos llevamos dentro, pero que compartimos con otros inevitablemente.

van gogh_géminis

Mercurio, regente de Géminis y Virgo, sintoniza en estos signos con dos tipos de inteligencia; una inteligencia racional y otra práctica. Cuando transita por un signo de tierra, vemos la necesidad de poner atención y orden a nuestros pensamientos y actos cotidianos. Este es un tiempo que nos invita a observar en qué tipo de actividades invertimos nuestra energía mental ¿qué tipo de información estoy consumiendo? ¿Pongo en cuestión lo que leo y comentan otros? ¿Qué tipo de valores hay detrás de lo que creo cierto?

Para darle más valor a nuestros pensamientos, ideas y la manera en que estamos expresándolas, antes que todo, precisamos poner más atención a cómo nos pensamos y hablamos  a nosotros mismos. Generalmente pasamos por alto cuántas veces al día nos tratamos con dureza o intolerancia, nos juzgamos por lo que hacemos y lo que no. Luego, cuando entramos en relaciones, operamos de la misma forma. Por eso es importante comenzar a pensarnos y hablarnos con más paciencia, amor, calidez, y sobre todo autovaloración, cualidades que podemos conectar durante el tránsito de Mercurio por Tauro. Con Venus en Aries el impulso es a comenzar un nuevo ciclo de aprendizaje, aprovechemos estas energías disponibles para atrevernos a ser y dejar ser a otros con más libertad, aceptación y comprensión.

Este es un tiempo para reconocernos y experimentarnos en nuestra multidimensionalidad. Géminis rige los juicios, y por ser de naturaleza dual, podemos caer fácilmente en la polarización. Pero, desde el puente que conecta los dos hemisferios del cerebro al silencio que se alcanza en la meditación, nos dicen que no es cantidad, no es calidad, sino ambos unidos en una sola danza. Aquí el camino está en el centro.

Géminis es de vital importancia en la configuración de nuestra mirada particular del mundo, pues es donde aprendemos a ser el Ser social que somos. Cuando se dice que este signo o la casa que rige, simboliza a los hermanos, vecinos y viajes cortos, es así porque se liga a nuestras relaciones cercanas, esas que suponen un lenguaje y un marco de entendimiento común. Entonces, Géminis representa la primera socialización en todo sentido, desde el uso del lenguaje hasta la conformación de hábitos de pensamiento. Es aquí donde nacen las creencias que nos acompañarán toda la vida, si no las ponemos en duda en algún momento.

Así como en el plano de lo mental hay múltiples manifestaciones de lo que entendemos como realidad, en todo orden de cosas es posible ver que existen distintas capas o niveles. En el caso del eje Géminis/Sagitario, hay diferentes niveles de comprensión. Así, Sagitario, su opuesto complementario, es el signo dónde vamos poniendo en cuestión eso que aprendemos en Géminis, en la medida que abrimos nuestro campo de entendimiento y nos encontramos con otras formas de socialización.

Este eje, nos habla de alteridad, esto es, el reconocimiento de ese otro tan diferente, que casi olvidamos que es otro igual. El reconocimiento, supone ponerse en el lugar del otro y comprender sus diferencias como nuevos aspectos de la propia realidad que podemos integrar con voluntad, y no como un enemigo o contrario que negamos. Es por esta razón que siempre se habla de Sagitario o la casa nueve como el ámbito de los sistemas filosóficos, los viajes al extranjero o los estudios superiores, entre otros. Porque refiere a todo lo que nos aleja de una perspectiva unívoca y generalizable a priori, y nos permite expandir los propios horizontes, ampliando al Yo cuando los integramos a “ellos”, y así vamos creando un “Nosotros” más amplio y diverso.

Luna Nueva_Géminis_2017.rx

Luna Nueva en Géminis – 25 de Mayo

Actualmente, Saturno está retrógrado en Sagitario invitándonos a reflexionar sobre las estructuras que fundamentan nuestras creencias, ¿qué tipo de “verdades incuestionables” afirmas, que no te permiten ver otro tipo de realidad?

Saturno, Urano en Aries y el Nodo Norte, que ha ingresado al eje Leo/Acuario, continúan formando un gran trígono al momento de la Luna Nueva el 25 de Mayo. Las energías de Saturno y Urano, tan amigas como antagónicas, están ahora conversando armónicamente con los nodos de la Luna. Este tiempo nos está llamando a un gran cambio que nos permite ampliar nuestras fronteras mentales, y que por ahora, no está despertando grandes oposiciones. Nos invita a probarnos en nuevas situaciones y pensar con menos sesgos.

Este es un momento para darnos cuenta cuan apegados hemos estado al mismo tipo de racionalidad y cómo esto nos limita para ver otros caminos que resuenan más con lo que sinceramente queremos desarrollar en nosotros. Ya hemos vivido bastantes des-ilusiones este año, aprovechemos esa dosis de realidad para tomar el aprendizaje y comenzar a ver con los ojos de quien se conecta de corazón con otros, porque se conoce profundamente a sí mismo.

Les deseo un mes lleno de reflexiones provechosas, más armonía en sus mentes y claridad en sus caminos.

M.S.G – Astrología Conectiva.

ARRIBA